lunes, 26 de febrero de 2007

Fenómenos de La Naturaleza, "Las Auroras Boreales"








Hoy en día, no es común oír hablar de las Auroras Boreales o polares. Por consiguiente, que tanto se sabe de ellas. A lo mejor, poco mucho o nada. Bueno justamente con ese propósito, es éste artículo. A mí me llamó mucho la atención saber de ellas después de haber leído un pequeño artículo.

Entre los muchos fenómenos de la naturaleza, las auroras boreales son: hermosas llamaradas de las luces del norte o aurora boreal, que aparecen cuando material arrojado de la superficie del sol colisiona con la atmósfera de la tierra.

Como podrán ver en las fotografías, las auroras tienen formas, estructuras y colores muy diversos que además cambian rápidamente con el tiempo. Son espectaculares. En el transcurso de la noche, la aurora puede comenzar como un arco aislado muy alargado que se va extendiendo en el horizonte, generalmente en dirección este-oeste. Llegando a la media noche el arco puede comenzar a incrementar su brillo. Inicia a formarse ondas o rizos a lo largo del arco y también estructuras verticales que se parecen a rayos de luz muy alargados y delgados. De forma repentina, la totalidad del cielo puede llenarse de bandas y rayos de luz que se mueven rápidamente de horizonte a horizonte. Esta actividad puede durar desde unos pocos minutos hasta horas.

En el folklore finlandés por ejemplo, existe una explicación sobre el origen de estas fascinantes luces celestiales. Se les llama “revonfulet” que significa “fuegos del zorro”. El nombre se deriva de una leyenda antigua sobre el zorro del ártico haciendo fuegos o rociando el cielo de nieve con su cola.

Por otra parte, en inglés fuegos del zorro “foxfire”, es un brillo resplandeciente, emitido por algunos tipos de hongos que crecen en la madera podrida. A todo ésto, se dice que el sol es el padre de las auroras, y que ésa es su verdadera historia.

Desafortunadamente, las auroras boreales no aparecen por todas partes. Más que todo su aparición es común, en regiones polares de la tierra en lo que se denominan, óvalos de aurora.

Hasta la fecha, uno de los más grandes espectáculos boreales fue al sur de los cielos de Finlandia, las noches del 6 y 7 de abril del año 2000. No se que piensan, pero a mí me parece algo realmente extraordinario. Las auroras boreales, parecen como un cuadro artístico, como algo hecho por la mano del hombre, pero nada más lejos de la realidad. Es simplemente, la fuerza y el poder de la naturaleza. Las imágenes, hablan por sí solas.